Candamo Recreacion

La expedición de Primera Línea al norte de la Península fue impactante en muchos sentidos. Y no solo por el evidente cambio de paisaje.

Al principio impresiona ver las señales de la carretera con verdín, y es que el contraste entre el secarral aragonés y la humedad asturiana es importante. Pero dejemos de hablar del tiempo, que no estamos en un ascensor.

Tras el largo viaje desde Aragón: la gente

La octava edición de la recreación de Candamo, celebrada en Grullos, está plagada de actividades tanto para el recreador como para el visitante. En realidad no es una recreación, son tres días de eventos que no se limitan a la batalla e incluyen una variedad de actividades para el recreador civil y para el militar. Quizá lo más interesante para visitante fuera el Museo Vivo por su variedad y colorido. Para el fotógrafo los combates por su dramatismo y, para el recreador, la clase de baile, que aportaba una nota diferente a típico “corre y dispara” que estamos acostumbrados a hacer en la recreación.


Lo cierto es que la verbena nocturna hace muy fácil socializar por la noche, y como son varias noches, ocasiones para hablar no faltan. Simplemente coge una silla y algún amigo recreador, al calor de la sidra de producción local los temas de conversación salen solos. Sin embargo, hay que recordar que es un arma de doble filo, y que si te quedas hasta las cuatro de la madrugada bebiendo es posible que las caras de sufrimiento en la batalla del día siguiente sean dolorosamente reales.


El combate del viernes fue muy diferente al del sábado. El primer combate recreaba los acontecimientos de la toma del Cuartel de Santa Clara, donde los milicianos fueron a pedir armas para defender la República en las primeras horas del Alzamiento. Los cuerpos de seguridad leales repartieron las armas pero los soldados asignados para mantener el orden mantuvieron un perfil ambiguo hasta el último momento, cuando se desenmascaran como partidarios de la sublevación y masacran a los milicianos.

Este tipo de situaciones se dieron más veces de las que imaginamos en los primeros y caóticos momentos de la Guerra Civil, cuando nadie sabía realmente la fidelidad de las unidades militares y en muchas zonas se miraba con desconfianza a los que llevaban uniforme.

Acostumbrados a recrear fases más tardías de la Guerra Civil, la toma del Cuartel de Santa Clara supuso una recreación de combate poco común, en la que elementos civiles participan activamente en los combates.

Candamo Recreacion
La expedición del Grupo de recreación histórica de Primera Línea en Cándamo 2019

Las milicianas de Cándamo

Los milicianos también participaron en la batalla del sábado, donde fueron las primeras fuerzas en sufrir el envite de las columnas gallegas y milicianos de partidos de derechas. Ante el torrente de fuerzas sublevadas, los milicianos se retiraban a posiciones más consolidadas y mejor fortificadas por el ejército leal, pertenecientes en este caso al Regimiento de Montaña Simancas.

Candamo Recreacion


Mención especial a los regimientos de milicianas que aguantaron con tenacidad en sus posiciones, de los que se tiene constancia y los que se quiso recrear: mientras que los militares, acostumbrados a la táctica, se retiraban a posiciones más ventajosas, las mujeres insultaban y llegaban a abofetear a algún oficial por lo que consideraban que era una cobardía. La defensa final simboliza la defensa de Oviedo ante las columnas franquistas, que se salda con la derrota de las fuerzas republicanas.


Pero lo mejor, sin duda y sin desmerecer la comida asturiana, fue la gente.

Candamo Recreacion
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *