Siétamo, tranquilo municipio de la Hoya de Huesca, situado en una suave colina cerca del río Guatizalema, a 12 km de Huesca, lugar de personas ilustres entre las que destacó el Conde Aranda, donde vivió y dejó en el pueblo su Palacio.

¿Por que fijarse un grupo de recreación histórica en este pequeño pueblo?

Porque este tranquilo lugar, ocupó durante semanas la atención de toda la península, por sus calles corrió el horror de una guerra civil que dejo testimonios cinematográficos y en formato papel únicos, donde se dieron lugar algunos de los periodistas mas importantes de la España de finales de los años 30 y por donde pasaron los dirigentes políticos del momento, dejando instantáneas que ilustraron los periódicos de la época informando a los españoles sobre el destino de la localidad.

¿Ese es el motivo de hacer una Trinchera viviente en la localidad?

Exactamente, vamos a ponernos en contexto, julio de 1936 parte del ejercito se ha sublevado contra el gobierno republicano. En Huesca capital, así como en las otras capitales aragonesas triunfa el levantamiento, pero no en Cataluña ni el este de Aragón, donde pronto se organizan columnas de milicianos con el objetivo de volver a controlar las capitales. Se forman así milicias anarquistas, del POUM, del partido sindicalista…que  van a partir hacia distintas zonas, una de ellas, Huesca y en su camino, en un lugar estratégico se encuentra Siétamo, donde las fuerzas sublevadas van a intentar ganar el tiempo necesario para que se organice la defensa de Huesca, pocas posibilidades de supervivencia van a tener esta guarnición de Sietamo, Estrecho Quinto, Monte Aragón…¿pero lograrán el objetivo de ganar esos días necesarios para los sublevados de Huesca?

¿Y en consiste la trinchera viviente?

Consiste precisamente en contar la historia de esos días, huyendo de toda clase de intencionalidad u objetivo político, usando para ello materiales originales de la contienda y aquellos testimonios gráficos que nos dejaron del pueblo y alrededores, desde los preparativos de defensa, hasta la toma por las milicias y el transcurrir de la guerra en la localidad.

¿Como será, que podré ver?

Muchas cosas, usando como hilo conductor los materiales periodísticos que quedaron de la zona, uniformes, pertrechos militares…y lo que mas nos caracteriza, recreadores históricos vestidos y comportándose como aquellas personas que sufrieron la contienda, nos relataran como vivieron esos momentos, sus miedos, sus ilusiones y aspiraciones mientras pasaban los tensos días del final del verano y comienzo del otoño de 1936.

¿Es alguna clase de homenaje?

Si y no, no es ningún homenaje a nadie en concreto, la recreación histórica no debe estar al servicio de ninguna ideología, se centra únicamente en contar los hechos tal y como fueron para que luego cada uno pueda sacar sus propias conclusiones. Pero a la vez, si es un homenaje, es un recuerdo a la memoria de todas aquellas personas que sufrieron una guerra civil, porque el ser humano debe aprender de sus errores y como tal una guerra lo es, para que todas aquellas lagrimas derramadas en este país sirvan para que las nuevas generaciones aprendan la mayor de las lecciones, a donde lleva la sinrazón.

¿Que tengo que hacer para participar?

Reservar en tu agenda el domingo 23 de febrero y simplemente apuntarte en la dirección de email contacto@primera-linea.es o vía WhatsApp en el teléfono 665 122233 para poder asistir a alguna de las visitas explicativas totalmente gratuitas que tendrán lugar por la mañana y tarde a la trinchera viviente o la ruta histórica que se llevará a cabo por el pueblo a primera hora de la tarde.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *