Para hacer un poquito mas llevadero el confinamiento que responsablemente estamos manteniendo, hoy vamos a tratar un tema que aunque bastante desconocido, es primordial en un escenario bélico, las transmisiones ligeras durante la guerra civil.

Exposición de varios equipos de transmisiones

Para comenzar empezaremos por lo mas rudimentario, y que más presencia tuvo sobre todo en los primeros meses de guerra, los heliógrafos y las banderas de señales.

Transmisiones por heliógrafo durante la guerra civil

Su funcionamiento se basa en la reflexión de la luz solar a través de los espejos, puede ser de manera directa ( con un espejo) o indirecta ( dos espejos), esto depende de la hora del día y de nuestro posicionamiento. El mensaje lo emitiremos en código morse a través de una tecla de pulsación que acciona el espejo principal a través de un sistema de varillas.

Aunque parezca algo simple y fácil, es todo lo contrario. La simple acción de alinearlo para que la reflexión rebote en los receptores es tarea complicada, y ya no decimos el mandar el mensaje…

Soldados del ejército popular republicano posando con un heliógrafo

Ventajas del heliógrafo

La principal ventaja de este aparato era la imposibilidad de que el enemigo interceptara el mensaje, aunque su uso principalmente se derivó de la falta de medios modernos y de los efectos de los bombardeos que afectaban al cableado de los aparatos por hilo ( las transmisiones por hilo funcionaban hasta que empezaban los bombardeos), otra de la ventaja que tenía era el alcance practico de la emisión del mensaje, según el diámetro de los espejos podía lanzarlo a 45 o 60 km ( nosotros no hemos sabido hacerlo con éxito ni a 100 metros).

Inconvenientes de las transmisiones por heliógrafo

Contras tenia bastantes, empezando por lo mas obvio si no hay sol no hay comunicación.

También el movimiento rotacional de la tierra que hace que se pierda la alineación con el receptor y que hace que cada poco haya que estar regulando el equipo.

Otro es la necesidad de personal especializado y la velocidad de la transmisión, un ingeniero telegráfico consigue emitir de 8 a 10 palabras por minuto, hay que contar con que los receptores tienen que casi al tiempo de recibirlo, transcribirlo, algo igual de complicado que emitir el mensaje.

Como curiosidad decir que el receptor debía usar unas gafas con lentes azules para suavizar el efecto de los destellos, ya que en una exposición prolongada sin ellas le provocaría quemaduras en los ojos.

Transmisiones por banderas de señales

Ahora pasamos al método que emplearíamos si el sol nos fallara y siguiéramos sin tener equipos de cable, las banderas de señales.

Milicianos durante una transmisión óptica por banderas

Las banderas de señales es otro de los método de comunicación óptica, estas nos sirven para distancias mucho mas cortas que los heliógrafos.

A simple vista estaríamos hablando de un alcance de 3 a 4 km dependiendo del tamaño de la bandera,( 0´60 -0´90-1,20), con prismáticos o visores podríamos llegar hasta a los 10 km.

Tenemos 3 banderas distintas: blancas, rojas y negras. Según las condiciones de luminosidad usaremos la que mas facilidad le dé al receptor para su visualización. Cada una de ellas tiene un cuadrado de otro color en su interior, las negras y rojas lo tienen blanco y las blancas negro.

El método de lanzar el mensaje, es el mismo que con el heliógrafo, el morse, lo que en este caso el teclado son nuestras manos y brazos moviendo la bandera. Estos son los 3 movimientos, posición inicial, punto y raya.

Otras alternativas de transmisiones

Si no tuviéramos ni banderas ni heliógrafo…. ¿¿¿Qué hacemos??? Pues…tirar de lo que tengamos, en este caso, ¡¡los brazos!!

Usaremos el mismo sistema, el morse, y conseguiremos transmitir con los tres movimientos anteriores, posición inicial punto y raya.

La posición inicial la conseguimos con el movimiento militar de firmes, el punto, en firmes y extendiendo el brazo derecho horizontalmente, finalmente la raya la haremos estando en firmes extendiendo los dos brazos horizontalmente.

Eso si, a través de este método a de ser en distancias bastante cortas.

Transmisiones nocturnas en la guerra civil

¿Como transmitir mensajes por la noche? Pues con una simple linterna se puede hacer, a través de una pulsación mas o menos larga, la pega de esto es que el mensaje esta mucho mas expuesto a ser interceptado.

Había aparatos de luces reglamentarios, que funcionaban con acetileno y otros tipos de gases, aunque de estos no tenemos documentado fotográficamente su uso ( en tierra) en nuestra guerra, aunque pensamos que al ser aparatos reglamentarios seguro que en algún punto se echaría mano de ellos.

Es por ello que si alguno tenéis información sobre su uso estaríamos encantados de que nos lo contarais.

Otros métodos de transmisiones ligeras durante la guerra civil

Estos son los aparatos y modos más comunes de la transmisión óptica, pero había otros que aunque no tan conocidos, eran vitales para no sufrir bajas amigas, tanto en artillería como con la aviación… los paineles de señales.

Transmisiones por paineles de señales

Al comienzo de la guerra civil los equipos de radio en la aviación que disponía el ejercito español eran casi inexistentes, por lo tanto se podían dar muchos errores, principalmente en el bombardeo o ametrallamiento, pero también en en lanzamiento de suministros, por ejemplo.

¿Como solucionar esto? A través de los paineles (si si, paineles, no es una errata), estos eran trozos de tela o lienzo blancos, que a través de unos signos preestablecidos, conseguían mandar unos textos abreviados con ordenes o información a la aviación.

En nuestra zona conocemos el caso de Siétamo, en donde el ejercito sublevado necesitaba suministros, pero, en una lucha en la que ya se combatía en las calles del pueblo, en una situación en que las posiciones cambian de mano por minutos, ¿cómo saber que ese punto todavía será amigo?.

Pues bien, como todavía tenían comunicación por cable desde Huesca les advirtieron de que colocaran una sabana blanca en el punto donde había caído muerto un compañero, el mensaje lo podría haber interceptado el enemigo, pero como esa ubicación era solo conocida por los que enviaban el suministro como por los que lo esperaban, no había riesgo de equívoco, si la sabana estaba en su sitio el paquete se lanzaba, si no, es que el enemigo se había hecho con la posición.

El ejemplo que os hemos dado es para hacernos a la idea de que en las escuelas de ingenieros con un manual todo estaba muy claro, pero las necesidades de la soldadesca del momento, en su mayoría sin ese conocimiento, o recordado vagamente de las campañas de África, conseguían de una manera tosca, dar esa información.

Conclusiones

Aquí terminamos con las transmisiones ópticas, esperamos os haya gustado. Próximamente en otro artículo echaremos un vistazo a los equipos mas comunes de telefonía y telegrafía usados en nuestra guerra.
Hasta pronto!!

Compartir:
5 2 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
Nos encantaría conocer tu opinión. ¡Agárrate el casco y deja un comentario!x
()
x