Hay una figura llamativa en recreación histórica de guerra civil que son los comisarios políticos, una figura icónica en el bando republicano y sobre el cual nos gustaría hablar en esta ocasión.

Lo primero es conocer que eran, creados por decreto de Largo Caballero el 17 de octubre de 1936 fueron un elemento muy característico, con las funciones, entre otras, de aumentar la carga ideológica y moral del ejercito popular republicano, de servir de enlace entre los oficiales del ejercito y los soldados, así como de mediar entre las pugnas que por cuestiones políticas internas pudieran afectar al comportamiento de las unidades militares, del mismo modo que debían vigilar que todas las peticiones de material fueran por los conductos reglamentarios y atendidas correctamente.

Uniforme reglamentario

Comisario político de Brigada y Coronel republicano

Dicho esto, pasamos a lo que nos ocupa, su uniformidad, la misma orden gubernativa marcaba las características de su vestuario, siendo fundamentalmente chaqueta canadiense, pantalón noruego y gorra rusa, todos ellos de color pardo con distintivos en cuello de una C dorada y en la bocamanga las insignias correspondientes a cada categoría (estas las trataremos en otro articulo).

Uniformes recreados

Esta fue la teoría y algún caso iban así uniformados, pero en la practica hemos visto multitud de casos donde ese uniforme no se cumplía, habiendo casi un modelo por cada foto que se encuentra y aplicando en muchos casos el que a los recreadores mas nos puede interesar por su dinamismo y facilidad de conseguir, que es el propio de los oficiales del EPR, así lo que aconsejamos que puede servir sin ser erróneo es:

  • Guerrera: la típica española para oficiales con 4 bolsillos de frente, bien cerrada arriba (la mas frecuente) o con cuello abierto. En el cuello se pueden observar en ocasiones la C que marca la orden y otras veces la estrella roja de 5 puntas rodeada de circulo de igual color, emblema por excelencia del cuerpo. En los menos casos también se han visto los emblemas de infantería.
  • Pantalón: recto, noruego o incluso breches con botas altas de cordones marrones.
  • Camisa: de color pardo-garbanzo, aunque también seria posible en color kaki.
  • Prenda de cabeza: mayoritariamente gorra de plato duro o flojo, con la estrella del comisariado en la parte delantera y en el cinturón de la gorra la C con las barras de grados a ambos lados, en ocasiones esa C era sustituida por emblemas del arma. También se han observado gorrillos isabelinos en distintas variantes con los emblemas en la parte frontal

Conclusiones

Como podemos ver es una uniformidad un tanto difusa, no siguiendo en gran medida la orden gubernamental que define a los comisarios políticos, pero eso tampoco sirve para creer que “todo vale” por lo que debemos intentar seguir en lo posible las directrices dadas, pero siempre corroborando lo descrito con el momento y lugar que se desea recrear, sobretodo para esos elementos mas estéticos que tanto gustan a los recreadores, debiendo primar la objetividad y no el gusto.

Esperamos haberos sido de utilidad y animamos a dejarnos todas las dudas, sugerencias o correcciones que deseéis, sobretodo acompañadas de vuestra experiencia o documento gráfico para así poder ser de utilidad a todos los recreadores que se animen a dar el paso para hacer un encarnar un elemento como este.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *