Hoy dedicamos el artículo a un arma muy valorada y a la vez temida por los combatientes, el mortero Valero.

Usos y clases de morteros

Un mortero, es un arma por el cual se puede lanzar una granada específicamente desarrollada para este menester, en un tiro parabólico, siendo especialmente útil en distancia más cortas de las que se usa la artillería y permitiendo una movilidad mas rápida que esta.

Hay varias clases, marcadas por los distintos calibres, los más ligeros se incluyen normalmente como acompañamiento de las unidades de infantería y los más pesados a batallones de artillería de apoyo.

¿Por que hablar del Valero?

Lo hacemos porque es el mas utilizado (hubo varias versiones pero sobretodo el modelo 1932 del valero 50 y el modelo 1933 del calibre 81), si bien hubo mas tipos que se utilizaron en nuestro guerra civil como por ejemplo los también españoles Valero de 60mm, Laffite de 60mm y otros de importación o que trajeron tropas extranjeras como el Brand 81mm, lanzagranadas mosin, brixia italiano o mortero de espiga.

Tipos de granada

Estas armas eran capaces de lanzar varios tipos de granada, sobretodo la llamada fragmentaria o rompedora, pero en la guerra civil se observa la presencia de otro tipo, hoy en día muy buscadas por coleccionistas, que se empleaban en el mortero del 81mm como eran las porta propagandas o incendiarias con los objetivos que su propio nombre indica.

Uso en recreación

En recreación de guerra civil española se usa fundamentalmente de 2 formas, dependiendo del calibre del arma:

  • Valero 81 mm: por su tamaño o utilidad en emplazamiento fijo, corrigiendo la distancia de tiro para según la utilidad. Suele recrearse con varios compañeros que distribuyen las tareas de dirección de tiro, lanzamiento, corrección de tiro y amunicionamiento.
  • Valero 50mm: usado también en posición estática para defensa, pero puede acompañar también a la infantería en los ataques. Se caracteriza por la posición del soldado que recostado sobre su lado izquierdo en la placa base del mortero hará de fijación de este y con la mano derecha introducirá la granada por la boca del tubo. Tendrá además a compañeros que le suministraran las municiones pertinentes.

Como siempre, deseamos haberos sido de utilidad y que os pique la curiosidad por otro arma característico de la contienda. No dudéis en comentarnos cuantas dudas os surjan, experiencias o corregir los errores que hayamos podido cometer

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *