¿Ah? ¿Que recreáis Guerra Civil? ¿Y eso?

Esta pregunta va normalmente acompañada de una cara mezcla de sorpresa, miedo e incredulidad. Suele añadir “¿Y no le parece mal a la gente?” y tras ello en muchos casos el consejo de “porque no te pasas a guerra de independencia, Edad Media o segunda guerra mundial

Pues no, no y otra vez no. Recreamos guerra civil española entre otros motivos por eso. Porque duele. Porque creemos que es necesario hablar de las cosas que aún pasados 80 años siguen siendo dolorosas.

Se aprende muchísimo mas de un error que de 1000 aciertos y porque las personas que dieron su vida por unos ideales o arrastrados por los ideales de otros se merecen un respeto. Un reconocimiento y un recuerdo que perviva en las generaciones venideras de lo que aquí sucedió y hacia dónde llevan ciertos comportamientos y conductas.

Recreación Guerra Civil Española, Alcubierre (Huesca)
Recreadores de Guerra Civil Española, Alcubierre (Huesca) en 2019,
Organizada por el Grupo de Recreación Primera Línea

Por eso recreamos guerra civil. Por ello y porque tenemos que normalizar el hablar de nosotros mismos como país. Pero de una forma seria.

Sin mítines políticos ni buenos ni malos. Haciéndolo de una forma histórica. Objetiva. Presentando los hechos, las acciones e intentando explicar que hace a una persona normal y corriente el coger un arma para enfrentarse a los que antes eran sus vecinos, amigos o simplemente desconocidos que no le han hecho ningún mal.

Pero siempre sin justificar, atacar o defender, solo mostrándolo para que los visitantes puedan verlo y luego sacar sus conclusiones. Porque en la recreación histórica de guerra civil debe haber una máxima que nos gusta intentar explicar con un símil montañero:

“Cuándo se va a una excursión en la montaña todo el mundo debe llevar su almuerzo hecho desde casa y no esperar que allí nadie se lo regale o venda”

En la recreación de guerra civil es igual pero con la opinión política. El que no venga con sus ideas de casa que no espere que nosotros se las hagamos.

Recreando guerra civil
Miembros del grupo de recreación primera línea calcan una fotografía de guerra con un heliógrafo.

¿Cómo se recrea desde la objetividad histórica?

¿Cómo lo hacemos? Pues leyendo, observando y discutiendo mucho entre nosotros para lograr una recreación lo mas fidedigna posible. Conversando de todo, de todos, es decir, desde el calzado, peinado, forma de fumar… hasta las palabras, arengas y expresiones.

Pero no sólo de un bando o unidad en concreto. Precisamente lo que distingue a un buen recreador histórico es su capacidad de camuflaje. Apareciendo de las mas diversas formas y recreando con igual interés a un requeté que un anarquista, a un republicano que a un falangista, a un comunista que a un monárquico o a un italiano antifascista que otro partidario de Mussolini

Todos son elementos históricos que debemos conocer, explorar e intentar transmitir a los visitantes, como si los hombres de aquellos años volvieran a nacer e intentaran explicar porque hacen, sienten y dicen lo que dicen, para intentar ser comprendidos por los que no fuimos sus contemporáneos.

Así que deja atrás sus prejuicios. Pregunta, infórmate y no tengas miedo a conocer una época que aún marca nuestro presente, nuestras historias de sobremesa y que aun es capaz de remover la entraña de las familias.

Porque sólo así conseguiremos superarlo sin olvidarlo. Esa, a nuestro juicio, es la única forma de levantar la cabeza y continuar nuestro camino. Aprendiendo de unos errores que aun no siendo nuestros nos afectan y de los que debemos sacar una lección bien aprendida:

Una guerra civil, es siempre el fracaso de una sociedad.

Recuerda que si tienes dudas, quieres organizar un evento, o hacerte recreador histórico, siempre puedes contactar con un grupo de recreación histórica de Guerra Civil Española. Si te apetece y crees que podemos ayudarte, escríbenos desde aquí.

Compartir:

2 comentarios

  1. Mi opinión no creo que sea de mucha ayuda. He participado en alguna receacion a pequeña escala en mi pueblo, siento una gran admiracion para los brigadistas internacionales, sus ideales que les mandaron dejar sus familias y sus países de origen, para unirse a una guerra lejos de sus casas.
    Pero pienso que en las recreaciones se pueden ver los dos bandos y gracias a ellas se ha urgido mas en la historia y en las distintas batallas, y una cosa muy importante para mí se ha dado voz a los que lucharon y murieron de los dos lados. (En todos hubo de todo).
    Sólo una crítica, creo que la lucha de la mujer se reduce a algunas milicianas i al personal sanitario, y ya en la batalla del Ebro casi reducidas a sanitarias. Quando se sabe que muchas mujeres llegaron a mandar a los soldados en algunas artillería (campo de metralladoras), y otras muchas de las q no recuerdo sus nombres.
    No es una crítica destructiva mas bien en buena intención. Muchas mujeres dejaros su vida luchando en el anonimato.
    Sólo deciros que hacéis un gran trabajo. (Tanto de campo en las recreaciones, como en el estudio y la búsqueda para que sean más reales possibles).

    1. Buenos días Montse
      Muchas gracias por tu comentario y por tu tiempo.
      Respecto al tema de las mujeres en la guerra civil, para nada lo entendemos como una critica, la lucha de la mujer en la guerra civil, enmarca muchos papeles, uno de ellos como bien dices una vez pasada la época miliciana en artillería, ametralladoras o incluso tenemos documentadas como comisarios.
      Pero en recreación histórica, salvo en hechos recreados muy concretos, intentamos recrear lo general no individual, por ello que las mujeres que participan en las recreaciones muchas veces lo hagan caracterizadas de hombre, sobretodo cuando se interpretan combates para que puedan participar en ellos sin ser anacrónico, además hay muchos papeles que pueden y deber ser hechos por mujeres para visualizar su sufrimiento en la guerra, que fue sin duda muy elevado, pero sobretodo en retaguardia.
      Es por ello, que agradecemos de una forma especial tu comentario, pues es un muy interesante debate que se esta teniendo además en los círculos recreadores, en los que se habla mucho de ello pero sin olvidarnos de ellas, pues nos olvidaríamos de la mitad de la población que sufrió el cruel conflicto.
      Un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *