Así se gestaron y así fueron

Comenzó todo a moverse por mayo, después de la III trinchera viviente de la Ruta Orwell (enlace AQUI), pero esta vez en el pueblo de Alcubierre (Huesca), parecía buen proyecto así que nos pusimos manos a la obra.

Después de ver las posibilidades que teníamos y hablar con los compañeros de otras asociaciones que nos ayudan de forma habitual, decidimos llevar a cabo un evento algo más grande de lo que solemos hacer.

Comenzamos a desarrollar la idea y hablar de ello en público, fue entonces cuando se producen esos momentos mágicos que dan fuerza a todos aquellos proyectos hechos con corazón y ganas pero escasos de presupuestos, un montón de personas y entidades conocido el propósito comenzó a sumarse a él de forma que cambió todo.

¿El resultado? el que os comentamos a continuación

Viernes 17 de septiembre

Antes de arrancar, el primer gran inconveniente, un imprevisto de esos que por desgracia nadie espera y del que nadie tiene la culpa hace que haya que cambiar el lugar de las escenografías, toca improvisar, meses de preparación que deben ser cambiados en horas. Primeros nervios…pero cuando la voluntad es fuerte y se cree en un proyecto se superan cosas que parecen insuperables.

Así empezamos a las 20.00 con la inauguración de las jornadas en el centro de día, abríamos la puerta a la exposición de materiales, pertrechos y uniformes que habíamos preparado.

Pero, eso ya lo habíamos hecho, ¿Cuál era ahora la novedad?

Efectivamente, habíamos llevado a cabo algo parecido en el centro de interpretación de la Guerra Civil en Aragón sito en Robres, allí hicimos 2 exposiciones en el 2016 (fotos AQUÍ)y en el 2019 (ver AQUÍ), pero en esta ocasión teníamos un colaborador de lujo, de esos que no dejan indiferente, Octavi Centelles, hijo del mítico fotógrafo de la guerra civil Agustí Centelles a través de su proyecto In memorian Agustí Centelles gestionado por Joaquín Gasca nos enviaba de forma totalmente altruista distintas fotografías de compañeros de su padre, con el objetivo de dar voz también a los fotógrafos menos conocidos como son Torrents y Sagarra y Plana, la exposición iba a poder tener algo muy valioso.

Distintos materiales que pudieron verse en la exposición

A ello se sumó la ayuda de la Delegación militar de defensa de Huesca, que nos cedía para exponer varios aparatos que harían las delicias de los aficionados a las transmisiones, una colaboración muy importante por ser la entidad que es. Todo ello junto las colecciones de varios de nuestros socios hizo que se lograra una más que digna exposición que todos los visitantes pudieron ver.

Cámara Leica, mismo modelo que el empleado por Agustí Centelles asi como documentación de sus movimientos por el frente de Alcubierre

Sábado 18 de septiembre

Era el momento el sábado de las visitas teatralizadas, con una  temática basada en los primeros días del alzamiento en Huesca, de esa forma pudimos ver al delegado civil Carrascosa, al teniente de la guardia de asalto Riera, al general del Valladolid 20 de Benito e incluso a Ramón Acín.

Gracias a las acciones de los actores, de 8 grupos de recreación distintos venidos desde distintos puntos de la península sin pedir nada a cambio, solo a arrimar el hombro, el guía podía hablar de todos esos personajes históricos, de sus aventuras y desventuras durante esos trágicos días a la vez que se extrapolaba con otras escenografías en las que el público podía comprender los sucesos que se dieron, entendiendo por qué y como se llega a cada punto, no solo en Huesca de forma aislada, sino en el conjunto del país.

Para ello se presencian altercados en el puesto de afiliación de falange, se empatiza con la tropa acuartelada que no es consciente de la gravedad de los hechos que se están preparando y realizando por sus mandos, se ve como los sindicatos obreros de izquierda no están dispuestos a quedarse quietos sin actuar.

Entre medias de los 4 pases que se hicieron, cuyas plazas se llenaron en su totalidad, sucedió de todo, cosas no previstas (lluvia, frio, viento…) y otras si planificadas como una recreación de combates en las que las milicias obreras hacen presencia en el pueblo controlado por los falangistas y se forman los primeros combates hasta que el ejército sublevado controla la situación.

Acabadas las visitas teatralizadas, era el momento de las charlas históricas a cargo de Roberto Mateo y Joaquín Ruiz, una suerte enorme poder contar con ellos, trataron sobre los primeros días de combate en el Alcubierre y sobre la vida en el pueblo con el frente establecido en la sierra, una lección de historia solo superada por la calidad humana de ambos que de forma totalmente altruista vinieron a poner un gran grano de arena en el proyecto.

Domingo 19 de septiembre

Quedaba para el último día la escenificación de los combates, se recreaba la continuación del enfrentamiento del día anterior, pero en esta ocasión las milicias de la CNT ayudadas por las del POUM se hacían con el control del pueblo.

Acabados los combates, toca la parte más breve quizá pero la de mayor importancia de todas las jornadas, el homenaje a todos aquellos que sufrieron la guerra civil, haciendo especial incidencia en los civiles que vieron marcadas sus vidas para siempre.

Ponía el broche de oro final Alberto Lasheras con la visita guiada por el núcleo urbano de Alcubierre, un cierre a las jornadas que nos permitió ver sobre el terreno donde paso exactamente todo y los restos actuales de esa contienda ahora lejana la cual no queremos dejar en el olvido para poder aprender de ella.

Conclusiones

Un muy buen sabor de boca nos dejan están primeras jornadas históricas del frente de Alcubierre, unas 500 personas pasaron por la localidad en los días que tuvo lugar, pero sobretodo la sensación de un trabajo bien hecho gracias al voluntariado y al asociacionismo, la labor de un conjunto de personas haciendo todas lo que está en su mano para sumar y lograr con ello un resultado final del que estamos muy orgullosos.

MILLONES DE GRACIAS A TODOS LOS QUE LO HICIERON POSIBLE, ayuntamiento de Alcubierre, Delegación de Defensa de Huesca, Comarca de los Monegros, fundación In memoriam Agustí Centelles y como no, a todos los recreadores de los grupos que nos acompañaron.

Compartir:

1 comentario

  1. Como siempre, un placer, del que ademas saco siempre, ideas para poder aplicar en los eventos que nosotros XVBM organizamos.
    Seguit en esta linea, la de sumar, orgulloso de ser vuestro compañero y amigo, un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *