En este ocasión queremos hablaros de los papeles de las mujeres en la recreación de la guerra civil, centrando la visión en esos elementos más vistosos que se vieron por los frentes de combate, no queriendo ser nuestra intención otra que la de mostrar los posibles “uniformes” que usaron.

   Pero por ello no queremos olvidar el enorme dolor y sufrimiento que vivieron las mujeres en la retaguardia de ambos contendientes entre el miedo a los bombardeos, represalias, hambre, incertidumbre… donde junto al resto de la población civil son en muchos casos los grandes olvidados de la recreación.

Mujeres en el bando republicano

Al comenzar la guerra había 2 grandes organizaciones femeninas, la Asociación de mujeres antifascistas (AMA) de ideología comunista-socialista y Mujeres Libres de corriente anarquista.

Es ahí de donde va a salir el germen que con la sublevación va a llevar a mujeres a integrarse en las columnas de soldados junto a otras que no necesariamente afiliadas a estos grupos se unieron en la fiebre revolucionaria de los primeros momentos.

Milicianas equipadas con vestidos y correajes. Foto: www.dw.com

Milicianas

Son quizá el emblema en el bando gubernamental, al comenzar la guerra incluso se ven tanto en los combates urbanos de Madrid, Barcelona…como en la defensa de la sierra madrileña, avance por Aragón de las milicias del CNT, POUM…

En lo que a recreación de mujeres en la guerra civil española se refiere, las características sobre uniformidad de estos días más importantes es precisamente la falta de directrices, habiendo gran variedad de elementos tanto civiles (desde bonitos vestidos a ropa de trabajo) como militares (monos, uniformes…).

Van a ser válidas estas características hasta que a finales de 1936 con la profesionalización del ejercito republicano van a ser expulsadas del combate, si bien desde mucho antes la presencia en primera línea de fuego fue cada vez a menos (siendo incluso en los momentos álgidos un número proporcionalmente pequeño respecto a los hombres salvo en casos aislados) estando sobretodo en labores de apoyo a las columnas donde muchas continuaran hasta el final de la contienda.

Milicianas con mono. Foto: www.dw.com

Militares profesionales

Vamos a encontrar algunos ejemplos puntuales de mujeres que ocuparon cargos en el ejército popular republicano durante un tiempo o la totalidad de la contienda, usando para ello el uniforme típico de su puesto (comisarios, oficiales, sanidad…) marcado por las directrices de la uniformidad del momento.

Bando nacional

En lo que respecta al bando nacional vamos a dar una pequeñas directrices sobre la uniformidad y características de los elementos mas icónicos de mujeres que hubo en la contienda.

Margaritas requetés o carlistas

Con origen en la última guerra carlista, tomando su nombre de Doña Margarita de Borbón y Borbón esposa de Carlos VII, van a tener presencia en toda la retaguardia sirviendo como agente movilizador y llegando a primera línea en el caso de las adscritas a Frentes y Hospitales donde llevaran a cabo una labor sanitaria.

Margarita de Borbón y Borbón. Foto: www.requetes.com

En lo que refiere a “uniformidad” no vamos a encontrar unas directrices que difieran de como vestiría una mujer tradicionalista en los años 30 (blusas, faldas por debajo de la rodilla…) salvo por lo que si era su emblema más querido, la boina blanca con o sin borla de gala, además de algún distintivo prendido a su uniforme de enfermera como insignia, brazalete…

Al igual que su homólogo masculino, el movimiento de las margaritas va a ser fusionada con la Falange en 1937, diluyéndose prácticamente dentro de la rama femenina, salvo en la asistencia sanitaria cerca del frente donde conservaron una importante cuota de poder.

Margarita enfermera. Foto: www.lavoz.circulocarlista.com

Sección femenina de Falange

Fundada en 1934, dirigida por Pilar Primo de Rivera, sus funciones fueron en retaguardia la asistencia a las familias de los combatientes y la asistencia a la población en las zonas que iban cayendo en manos nacionales a medida que avanzaba la contienda.

Cuando hablamos de su uniforme característico, a nuestra cabeza siempre viene la típica imagen de falda larga (por debajo de la rodilla), camisa azul Mahon y boina roja después del decreto de unificación (sin nada característico en la cabeza hasta él)

Mujeres de la sección femenina al concluir la guerra civil. Foto: www.todocoleccion.net

Si bien al igual que en el caso de las margaritas vemos muchos detalles propios en otros uniformes como son los de enfermeras y cierta profusión de delantales con el yugo y la flechas sobre la ropa civil cuando se hacían labores asistenciales a la población.

Apreciaciones

Hemos querido hacer con este articulo una primera aproximación a distintas opciones para recrear mujeres durante la guerra civil, siendo solo unos pequeños trazos que pensamos exigen una mayor profundización en el estudio del personaje y lugar a recrear para no caer en errores de contexto o sesgos.

Aprovechar de igual forma para animar a recrear esas otras cosas que no se suele ver a menudo en la recreación de guerra civil, como es el papel de la población civil (donde un gran porcentaje son mujeres) durante la contienda, tanto en apoyo del frente como en la mera lucha por la supervivencia en la retaguardia.

Mujeres republicanas trabajando en la retaguardia. Foto: www.dw.com

Conclusiones

Es un tema al que se deben dedicar muchas mas líneas, pero esperamos que esta pequeña introducción haya sido de vuestro interés y como siempre esperamos vuestros comentarios, sugerencias o correcciones en caso de que nos hayamos podido equivocar en algún aspecto.

También hemos dejado a un lado el fenómeno de la caracterización de mujeres como hombres para participar en los combates a partir de ciertas fechas, no siendo generar debate sobre ello la finalidad de este articulo, emplazando el mismo para otra ocasión si nuestros lectores lo solicitan.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *