En esta ocasión queremos hablaros de 2 figuras que en numerosas ocasiones nos han servido para salir del paso en recreación histórica cuando se desajusta la cadena de mando, lo cual no deja de ser un fiel reflejo de la realidad en la guerra civil cuando en el bando nacional ante la necesidad de cubrir las vacantes originadas, tanto por las bajas del combate como por el aumento de numero de efectivos del ejercito, se da el fenómeno de los mandos habilitados y provisionales.

Recreación sargento provisional requete posa con un cristóforo

Primeros mandos habilitados y provisionales

Desde prácticamente las primeras semanas de guerra, una vez vista la necesidad de mandos, comienza a darse este fenómeno, por lo tanto podemos recrearlo desde casi los primeros compases de la guerra civil.

De esa forma por ejemplo en agosto el decreto número 30 de la Junta de Defensa Nacional emite ya la orden de “ascenso automático” un puesto en el escalafón a los brigadas, sargentos y cabos de todas las armas y servicios, de la misma forma en septiembre de 1936 ya comienza las academias de alférez provisional saliendo las primeras promociones un mes después.

Diferencias entre un mando habilitado y uno provisional

Lo primero es intentar una definición de cada uno de ellos:

  • Mando habilitado: era un mando del ejército con empleo en propiedad que ejercía el inmediatamente superior al que le pertenecía de una forma temporal. Podía de esta forma haber Generales (limitación de Coronel hacia General de Brigada), jefes u oficiales habilitados que ejercían las labores propias del nuevo escalafón.
  • Mando provisional: mando que ejercía un empleo con responsabilidad sin haber pertenecido antes al ejército y durante un periodo definido de tiempo (generalmente hasta fin de la guerra). Existió solo desde oficiales a suboficiales, no siendo de aplicación para el empleo de brigada. Fue un lugar donde encontró acomodo muchos de los mandos de las milicias de derechas que existían antes del conflicto armado.

Divisas para mandos habilitados y provisionales

Aquí conviene recordar las divisas del ejército nacional (las reglamentarias en época republicana) antes de comenzar a tratar la forma en la que se aplicaban a habilitados y provisionales.

Teniendo eso en cuenta veremos que es muy fácil de entender y aplicar, de esa forma:

  • Habilitados: se representan los rangos de General de Brigada, Coronel, Teniente Coronel, Comandante, Capitán y Teniente, en estos casos en prenda de cabeza, mangas de guerrera y camisa se llevarían las divisas propias del empleo en propiedad (es decir el inmediatamente inferior) y solo mostrarían su nueva condición en una galleta de color negro de 7 x 13 cm. que iría colocada en el pecho, encima del bolsillo izquierdo donde estarían las divisas del empleo para el que esta habilitado. A esto solo hubo una pequeña adaptación por el decreto del 30 noviembre de 1937 donde se permite ostentar en la prenda de cabeza las divisas del empleo para el que esta habilitado pero siempre con un parche o ribete de color negro en ellas.
  • Provisionales: podemos recrear los rangos de Capitán, Teniente, Alférez o Sargento, en estos casos las divisas son muy sencillas pues al ser personal “nuevo” solo tiene la propia del empleo provisional en lado izquierdo del pecho sobre una galleta negra de 7 x 13 cm. y con la novedad de poder ostentarlo también en la prenda de cabeza siempre y cuando tuvieran el borde negro.

¿Existían cabo provisionales o habilitados?

La respuesta es no, no existían cabos provisionales (al igual que tampoco había brigadas), un cabo o soldado de primera era ascendido por sus mandos inmediatos y ostentaba el grado hasta su licencia (si no era degradado en el camino) por lo que no seria correcto ostentar el galón de cabo en el pecho sobre rectángulo negro puesto que no es de aplicación la normativa de provisional o habilitado.

Fe de errores

La militaría y la recreación histórica es una afición increíble en la que nunca se deja de aprender y en la que la auto crítica es una necesidad para poder mejorar, es por eso que debemos aprender de nosotros mismos y vamos a poner un par de ejemplos de errores de uniformidad que hemos cometido para así nadie caiga en ello de nuevo:

Ejemplo error 1

Sargento habilitado con galones de cabo: Incorrecto por lo hablado anteriormente, un cabo que ostente divisas de sargento solo puedo hacerlo en 2 supuestos:

  • Haber sido ascendido por las ordenes general que corrieron todos los empleos hacia el suyo superior.
  • Haber aprobado el curso de sargento provisional en las academias al efecto.

Como vemos en ambos supuesto el galón de las mangas y/o gorrillo sobraría, quizá en algún caprichoso giro del destino algún cabo acabara de esa guisa, pero en recreación donde se debe observar la norma y no la excepción no es lo correcto por lo tanto mejor evitarlo.

Ejemplo error 2

Cabo que ostenta la divisa sobre un fondo de color negro, como citábamos anteriormente el ascenso a cabo era una prerrogativa de un mando superior y estaba consolidado por lo que no tiene lógica ser provisional.

Conclusiones

Esperamos haberos dado una guía de ayuda para poder recrear correctamente unas figuras que son muy características de la guerra civil, destacar sobretodo la figura del alférez provisional (al cual ya dedicamos un articulo) por la necesidad que hubo de aumentar los cuadros durante la misma y por ser las épocas de guerra las que mas movilidad en las escalas otorga.

No queremos dejar pasar la oportunidad de una vez mas animaros a dejarnos vuestras dudas, consejos o corregidnos en aquellas cosas que nos hayamos podido confundir para entre todos hacer de la recreación una “ciencia” mas exacta.

Compartir:
4.5 2 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
Nos encantaría conocer tu opinión. ¡Agárrate el casco y deja un comentario!x
()
x